Derecho Inmobiliario

Correo electrónico Imprimir PDF

Nuestra Oficina ofrece los siguientes Servicios en el Area Inmobiliaria:

Contrato de Compraventa
Búsqueda en el Registro de la Propiedad
Certificado Catastral e Inspecciones
Redacción de contratos de hipoteca, de compraventa, de promesa de venta y otros.
Información adicional sobre transacciones de bienes raíces en Nicaragua

La compra de una casa u otros tipos de bienes raíces:

En Nicaragua, el contrato de compraventa es el título de la propiedad. Este incluye: la descripción legal de la propiedad, los resultados de la búsqueda en el Registro Público de la Propiedad, el certificado catastral, los impuestos sobre la propiedad, y cualquier cláusula adicional, tal como una hipoteca o usufructo. De acuerdo con el derecho nicaragüense, sólo un notario público puede redactar el contrato de compraventa y proceder con las demás gestiones relacionadas con la compraventa. En consecuencia, los contratos que no son redactados por un notario público no tiene fuerza legal ni se consideran como título válido.

Seguro de Títulos:

La inversión en bienes raíces puede ser una actividad muy lucrativa, si el comprador se cerciora de comprar una propiedad cuyo título esté libre de complicaciones y gravámenes. En Nicaragua está disponible el seguro de títulos, aunque no en todas la propiedades. Debido a las confiscaciones de la década de los 80, es de suma importancia examinar cuidadosamente todos los documentos relacionados con la propiedad y aún más importante, obtener una póliza de seguro sobre el título de la propiedad.

Varias compañías de seguros estadounidenses emiten pólizas de seguros a través de abogados/agentes autorizados. Arguello Pereyra & Asociados ha sido aprobado con varias de estas compañías, lo cual complementa los más de 30 años que nuestra firma ha ofrecido servicios y consultoría legal en la compra de bienes raíces en Nicaragua.

¿Qué es el Seguro de Título?

El Seguro de Título asegura e indemniza al comprador en caso de cualquier pérdida que pueda resultar de algún defecto en el título de la propiedad o por cualquier reclamo de terceros relativo a la propiedad, si éstos no fueran descubiertos al momento de efectuar la búsqueda en el Registro Público de la Propiedad.